Arquitectura

Arquitectura Popular

Son muchas las muestras de arquitectura popular presentes en el concejo. Desde la perfecta conjugación de la piedra, losa y madera empleadas para la edificación de sus casonas blasonadas o la llamativa disposición de sus núcleos poblacionales, hasta la magistral colocación de los muros que conforman los numerosos Cortines diseminados por todo el territorio, muchos de ellos aún en activo para la producción de la deliciosa miel típica de la zona. Así como también destacan los múltiples molinos que pueblan sus ríos y arroyos, o las fuentes y lavaderos que demuestran el innegable lugar destacado del agua en el concejo. Sin olvidar, por supuesto, la importante presencia de hórreos, paneras y cabazos que aún en la actualidad continúan siendo lugar destacable en los hogares del municipio.

Arquitectura Eclesiástica

Illano se caracteriza por presentar gran variedad de iglesias, capillas y ermitas: Iglesia Parroquial de Santa Leocadia (Illano, capital del concejo), Iglesia de Nuestra Señora del Rebollín (Herías), Santuario de Santa María o Iglesia Parroquial de Nuestra Señora (Bullaso), Capilla de la Virgen de los Remedios o de Las Rozas (La Montaña), Capilla de Santoesteba (San Esteban de los Buitres), Capilla de Santa Mª del Carmen (Entrerríos), Capilla de San Antonio (El Pato), Capilla de los Dolores (Casa Xan de Eilongo de Cimadevilla), Capilla de Santa Eulalia (Cimadevilla), Capilla de La Soledad (Cachafol), Capilla de San José (Lanteiro), Capilla de San Antonio (Casona de los Monjardín - s. XVIII -, en Gío), Capilla de San Julián (Gío), Capilla de San Francisco (Baboeira), Capilla de San Roque (Área Recreativa de San Roque - Navedo), Capilla (Casona de los López Castrillón - Herías), Ermita de San Antonio (Villar de Bullaso), Ermita de Santa Eulalia con Tejo milenario (Sarzol), Ermita de Nuestra Señora del Buen Suceso (Estela), Ermita de la Virgen de Bedramón (Ríodecoba), Ermita de Nuestra Señora del Buen Suceso (Tamagordas) y Ermita de las Nieves (Cernías).

Entre las que destacan el Santuario de Nuestra Señora de Pastur, que acompañado de su Tejo milenario - declarado monumento natural hace pocos años - ven pasar a miles de personas cada año para pedir a la Virgen por su suerte y la de su familia y amistades en dos multitudinarias romerías, el 28 de agosto y el 8 de septiembre. Y la Iglesia de San Pedro de Cedemonio por las numerosas leyendas que la unen al Camino de Santiago y a la aparición, en sus inmediaciones, de las conocidísimas Sampedras (Pedras de San Pedro o Quiastolitas), a las cuales se les ha atribuido numerosas propiedades curativas y milagrosas fruto de su apariencia física desde tiempos inmemoriables.

Galería de imágenes de Arquitectura